WWW.Aguamarga-Almeria.info

 

Inicio

 

Apartamentos

 

1 dormitorio

 Casita-8

 

2 dormitorios

 Playamarga-12

 Playamarga-33

 Playamarga-26

 

3 dormitorios

 Playamarga-4

 Alma-6

 

El pueblo

 

Alrededores

 

Cómo llegar

 

Qué hacer?

 

Links

 

Contactar

 

Telf:  607977920

 

 

 

NO DEBE PERDERSE:

Aguamarga: Información de Almeriapedia sobre Aguamarga, sus excursiones y senderos. No debéis perderos la visita al Olivo Milenario.

Salinas del Cabo de Gata. Pocos espacios hay en la provincia de Almería, donde sea tan palpable la profusión de vida salvaje. La elevada biodiversidad del entorno, con más de 150 especies de aves censadas en más de 300 has. de aguas encharcadas, lo convierten en una de las zonas más privilegiadas de toda Europa para la observación ornitológica. La visión de miles de flamencos, levantando su vuelo rosado sobre estas superficies de cristal salino, será un espectáculo difícil de olvidar.

Cabo de Gata. Agrestes acantilados de Las Sirenas, azul cobalto y verde esmeralda de sus aguas; ocres, dorados y negruzcos relieves volcánicos, conforman un conjunto fantástico y evocador entre la austeridad de la naturaleza y la abrumación paisajística. Contemplar este paraíso en la paz del atardecer o bajo el sol más radiante, justifican, sobradamente, su calificación.

San José y ensenada de los Genoveses. Pocos pueblos de la costa de Almería han sabido conjugar, sin estridencias, el desarrollo turístico y sus raíces más profundas. La estancia en este apartado lugar se enriquece al encontrarse rodeado de calas y ensenadas como la de Los Genoveses. Entre el Cerro del Ave María y el Morrón de los Genoveses se enmarca esta playa totalmente virgen donde fondearon las naves que partieron a Lepanto.

Playa de Mónsul. Próxima a la Torre de la Vela Blanca, cobijada entre macizos volcánicos, se esconde esta ensenada, verdadera joya del Parque Natural Terrestre-Marítimo del Cabo de Gata-Níjar. Su espectacular acceso desde el faro o desde San José, introducen más atractivos al disfrute de un día de mar y sol en uno de los lugares mejores conservados de Almería.

Cala de San Pedro. La inaccesibilidad del paraje permite el acceso sólo en barco o a pie a este recóndita cala. Las ruinas de un viejo castillo, una rumorosa fuente, las sombras de la vegetación y un fondeadero, nos envuelven en una mágica atmósfera que hará de la visita a este lugar una experiencia que, difícilmente, podamos sustraer de nuestra memoria.

La mesa Roldán. Como una inmensa proa terrestre que avanza hacia el mar, este impresionante cerro calcáreo, adornado con una luminaria, se transforma en mirador natural sobre las playas vírgenes del levante almeriense. Cormoranes, alcatraces, águilas pescadoras_ son habituales visitantes de sus escarpes rocosos, vigilando el pueblecito de Agua Amarga.

Huebro. Recibiendo de la Roca de Huebro el manantial de vida y frescor, se agolpan unas pocas casas sobre las laderas meridionales de la Sierra Alhamilla. Su arquitectura tradicional, su profunda vegetación y la paz que se experimenta al pasear por sus calles y descansar a la sombra de su iglesia, merecen la subida hasta allí. Preciosa la bajada entre los molinos antiguos de agua (algunos restaurados en la actualidad) hasta NIjar. No mas de una hora y es bajada!!!

Rambla de Las Amoladeras. Al poco tiempo de acceder al Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, tenemos la oportunidad de acercarnos al mirador ornitológico que se asoma a esta extensa rambla. La amplitud del paisaje, su variada vegetación y la presencia de numerosas aves esteparias como: alcaravanes, ortegas y la admirada alondra de Dupont, merecen esta calificación.

El Pozo de los Frailes. En pocos lugares de Almería, se conserva el elemento primigenio que dio origen al municipio. En el centro de la localidad podemos observar, perfectamente restaurada, la noria que propició tal asentamiento. El artificio hidráulico nos recuerda la importancia vital y determinante del agua en este rincón del levante español.

Mirador de las Amatistas. Poco antes de llegar a Rodalquilar, un pequeño desvío nos permite acceder a este bello mirador colgado sobre los mismos acantilados. La belleza y colorido de las cristalinas aguas chocando contra las rocas y el entorno que se abarca desde allí, hacen imprescindible su visita.

Níjar. En tan poco espacio, resulta difícil hablar de la localidad que preside los Campos de Níjar. De antiguo y prehistórico pueblo, su devenir ha ido ligado a la minería y en los últimos tiempos, a la agricultura. Hoy en día es un centro artesanal, quizá el más importante de toda la provincia. No podemos dejar de visitarlo y comprar sus afamadas jarapas o la tan característica cerámica multicolor.

Almeria capital. Su Alcazaba, sus paseos. Por si queréis ver un video.